Mousse de Vino Tinto

Mousse de Vino Tinto, cacao y frutos rojos

Muchas veces las mezclas más raras y sorprendentes, resultan las mejores. En este caso proponemos un postre que mezcla dos productos de sabor intenso y estructurado, con buenísimas propiedades antioxidantes y ricos en taninos, el Vino tinto y el Cacao. Pero ambos son muy potentes, por lo que añadiremos la acidez y frescor de los frutos rojos que equilibrarán el conjunto y el dulzor del azúcar para redondearlo.

Ingredientes:

150 ml.de vino tinto joven o media crianza
200 gr. de mermelada de frutos rojos
3 claras de huevo
250 gr. de nata
4 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas rasas de cacao puro en polvo

Elaboración

1. El Almíbar de Vino Cacao y frutos rojos
En un cazo ponemos a hervir el vino con el azúcar hasta que la mezcla tenga una textura un poco espesa. Entonces añadimos el cacao en polvo y la mermelada y mezclamos bien con las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea.

2. El merengue
En un bol batimos las claras de huevo a punto de nieve. Cuando tengamos las claras montadas, añadimos el almíbar reposado y templado muy lentamente y sin parar de mezclar. A medida que añadimos el almíbar templado y mezclamos, la mezcla debe ir adquiriendo un tono violáceo, brillante y debe estar en todo momento firme y denso.

3. La Nata Montada
Para montar la nata, esta debe estar a unos 3ºC, no más. En un bol, vertemos la nata y la batimos hasta conseguir la nata montada, espesa y consistente.

4. El ensamblaje
Una vez montada la nata, la añadimos al merengue de vino, mezclando de abajo hacia arriba, con cuidado, vigilando que no se bajen las claras.
Cuando la mezcla quede homogénea, toda del mismo color y textura, con la ayuda de una manga pastelera, la ponemos en moldes redondos con una base de galleta picada, o bizcocho prensado y lo reservamos en la nevera, al menos dos horas y media.

5. El Montaje
En un plato blanco ponemos un poco de mermelada de frutos rojos, unas virutas de chocolate al 70 o 90% y desmoldamos el mousse. Para desmoldar el mousse, si hemos utilizado moldes rígidos, nos ayudaremos de un cuchillo de hoja fina y estrecha. Una vez en el plato, acabaremos de decorar con unas frambuesas o arándanos frescos que le aporten mucha acidez al postre, un poco más de viruta de chocolate amargo y podemos espolvorear un poco de canela molida por encima el mouse para darle un contrapunto aromático.
Imagen de Winecerellage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *