Hemos probado el La Atalaya del Camino 2014

LA ATALAYA DEL CAMINO 2014

Un Tinto maduro, complejo, elegante, espectacular.

El La Atalaya del Camino 2014 es un vino tinto de 15,5% Vol. de alcohol elaborado por Bodegas Atalaya, parte del grupo Gil Family States, en Almansa, dentro de la D.O. con el mismo nombre, al este de Albacete. El La Atalaya del Camino es un coupage de 85% de Garnacha Tintorera y un 15% de Monastrell, con una crianza de 12 meses en barricas de roble Francés.

Viñas con la bodega Atalaya al fondo

EL TERRENO
Tanto la Monastrell como la Garnacha Tintorera provienen de las parcelas que la bodega posee alrededor de Almansa, entre 700 y 100 m de altura sobre el nivel del mar, con suelos arenosos y calizos en su base. El clima es una mezcla entre continental y mediterráneo, con una pluviometría muy baja, 350 mm al año, y temperaturas extremas en verano en invierno, con grandes oscilaciones entre el día y la noche. Las cepas de donde se obtiene las uvas de este vino, son viñas viejas.

Viña sobre suelos calizos en Almansa

LA VINIFICACIÓN
Todas las parcelas que la bodega posee están sometidas a la supervisión del enólogo, que determina el momento óptimo para la cosecha. Cada variedad alcanza la madurez en momentos distintos, por lo que se vinifican por separado.
La uva se recolecta, y en bodega se selecciona. Seguidamente se traslada a depósitos de acero inoxidable, donde fermenta y macera durante 20 días, a temperatura controlada. Terminada esta, el vino se separa de los hollejos, y aún en depósitos de acero inoxidable, realiza la fermentación maloláctica. Posteriormente, se traslada a barricas de roble Francés, donde pasa 12 meses, antes de ser embotellado y reservado unos meses más, para conseguir el vino deseado.

LA CATA

El La Atalaya del Camino se presenta en una botella tipo bordelesa, de cristal muy oscuro, con una sola etiqueta que rodea prácticamente toda la botella. De color gris-verdoso, tres cuartas partes están ocupadas por el dibujo de un campesino y el nombre del vino, con la añada, y la tercera parte restante, ocupada por una pequeña descripción en Francés, Inglés y Español, junto a las informaciones legales obligatorias.


La parte superior está vestida con una cápsula de color ocre, con una franja horizontal dorada, donde se escribe el nombre del vino en letras ocres.
El descorche no presenta problema alguno y encontramos un tapón de corcho, diríamos que colmatado, con el nombre de la bodega marcado a ambos lados y la añada en ambos extremos.
La temperatura de cata ronda los 16 grados, una temperatura adecuada a las expectativas que genera el vino.FASES DE CATA

FASE VISUAL:
El La Atalaya del Camino tiene un color muy, muy oscuro, de capa muy alta, rojo picota, con ribete morado y lágrima pequeña y lenta

FASE OLFATIVA:
El La Atalaya del Camino es un vino maduro, con una buena cantidad de aromas de fruta roja y negra maduras, compotas, propias de las uvas utilizadas con un suave y agradable especiado y algo tostado, una delicia olfativa.

FASE GUSTATIVA
El la Atalaya del Camino tiene una entrada madura, con una sensación balsámica, que invade la boca dese el principio, un grado de alcohol importante, que para nada se nota más allá de potenciar la sensación dulzona, con un tanino bien integrado que se nota, pero sólo para acompañar, con un buen volumen, sensación de terciopelo y un largo recuerdo final, juntado a un retronasal de fruta roja madura, compotas, especies, etc…

CONCLUSIONES Y MARIDAJE
El La Atalaya del Camino es un vino elegante, a la vez que muy complejo, maduro y especial, es un vino que llena la boca de sabor y sensaciones cálidas y agradables, tomándose su tiempo para pasar y dejando un recuerdo largo y agradable.
El La Atalaya del Camino es uno de esos vino perfectos para acompañar platos de sabor potente y buena carga proteica, guisos, estofados, carnes rojas, quesos viejos, etc… Recomendamos servir entre 15 y 16ºC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *